Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Drop Down Menu
 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El siguiente artículo ha sido redactado por el Rev. Julio Ruiz Castillo,                                                       Presidente de la Iglesia de Dios Pentecostal M. I.
En la Región del Pacifico y pastor en San Bernardino.

 
Iglesia de Dios Pentecostal, M.I.
Región del Pacifico
_____________________________________________________________________________
PENTECOSTAL CHURCH OF GOD, I.M.
Pacific region
 

“AVANZANDO BAJO LA NUBE DE SU GLORIA”


Rev. Julio Ruiz Castillo
Presidente Regional
Cell: (909) 289-7944; E-Mail: julioruizcastillo@yahoo.com
 

La novela “La cabaña del tío Tom”, de  la escritora Harriet Beecher Stowe, se publicó por primera vez, el 20 de  Marzo de 1852. La esclavitud es el tema central. Y la historia tiene como personaje principal al tío Tom, un esclavo afroamericano, y el énfasis central de dicha obra es mostrar, como el amor cristiano y la fe pueden  vencer esa práctica tan degradante y destructiva para la humanidad.

El pueblo de Dios se encontraba cautivo en Egipto, habían pasado cuatrocientos treinta años. Este  pueblo tuvo mucha consideración por parte de los gobernantes egipcios durante todo el tiempo que vivió José, pero cuando él murió, comenzaron las aflicciones de Israel, hasta verse sumido en la peor esclavitud.

Estando en esa condición fue que ellos clamaron y Dios le envió  a Moisés, quien habría de libertarlos de la opresión egipcia y los llevaría a la tierra que Dios les había prometido a sus antepasados. El momento esperado llego, una población que según se presume, alrededor de dos millones de personas salieron, sin las más mínimas condiciones humanamente hablando que le auguraran un viaje feliz, además en su atrevida odisea, debían enfrentar a enemigos poderosos y atravesar ardientes desiertos.

Pero el Dios de Abraham, de Isaac, y de Jacob, les había prometido que los iba a conducir hasta la tierra que fluye “leche y miel”. Y por eso el relato sagrado nos dice lo siguiente: Éxodo 13: 21-22; “Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche. Nunca se apartó de delante del pueblo la columna de nube de día, ni de noche la columna de fuego”.

Y el avance del pueblo fue incontenible, Israel fue liberado de la esclavitud, los egipcios fueron derrotados, porque Jehová iba con ellos. Durante 40 años de peregrinación, fueron sustentados milagrosamente, pues aunque no había panaderías, carnicerías, agua potable, energía eléctrica, ni árboles que les dieran sombras en el desierto. Dios les proveyó de esos servicios esenciales para la Supervivencia. ¡Gloria a Dios por su don inefable! 
La provisión divina fue suficiente en todo el avance del pueblo de Israel. Ellos fueron guiados “por la nube de su gloria” hasta que llegaron a la tierra prometida

En los tiempos actuales, la iglesia de Dios Pentecostal, M. I., en la Región del Pacifico, tiene un desafío por delante, tenemos un inmenso territorio con una población hispana en constante crecimiento, humanamente hablando no tenemos los recursos humanos y económicos para la conquista, pero confiamos que amparados “bajo la nube de su gloria” seguiremos avanzando, porque falta mucha tierra por conquistar.  Que así nos ayude Dios.

.

Saludos en Cristo Jesús.                                     
 
Julio Ruiz Castillo
Presidente Regional
 
   
DESCARGAS
   
iddpmi
iddpmi
iddpmi
iddpmi
iddpmi
iddpmi
iddpmi
iddpmi
   
iddpmi
iddpmi
   
iddpmi pacifico
iddpmi

¿Andarán Dos Juntos Si No Se Ponen De Acuerdo?

   
iddpmi pacifico
   
iddpmi pacifico
   
 
 
 
 
 
      Iglesia de Dios Pentecostal M.I. Región del Pacífico   -   Copyright © 2010
Powered By